“Nosotros hablamos de puestos laborales y ellos hablan de nombres”

113

(27/12/18) Luego de la audiencia (la quinta entre SOECO y la empresa Cerro Negro), que finalizó unos minutos antes de las 14 de este jueves 27 de diciembre, el secretario general ceramista Pedro Garay habló con los trabajadores y luego explicó cuál fue la situación y cómo está el panorama, sabiendo que se achican los tiempos y el conflicto sigue muy difícil de solucionar, aunque hay una pequeña dosis de esperanza que todo se arregle hoy. Esto fue lo que contó el dirigente de SOECO, acompañado por el Dr. Juan Sánchez de la Casa del Trabajador:

¿Pedro, qué se habló en esta quinta audiencia y cuál fue el saldo de lo que hablaron?

PG: “Un poco se definió o se clarificaron algunas cosas que se dijeron en las reuniones anteriores, y que las reafirmaron un poco más en las asambleas en las que se les comunicaron al trabajador. Ellos (la empresa Cerro Negro) estarían dispuestos a acordar con siete trabajadores la desvinculación. Esta es la posición que tenían. La realidad es que también plantean otra cosa: si no hay acuerdo podría pasar que los despedidos sean 21. Eso hace que esté cambiando la situación permanentemente. Hay una presentación en el Ministerio de Trabajo donde se plantea la parada de la Línea 4, y ellos hacen una apertura en eso trayendo trabajadores -dentro de los 40 despedidos inicialmente- de la fábrica Losa, que nada tiene que ver con esa parada de la línea de pisos y revestimientos, como también tenían algunos compañeros de la planta de ladrillos que tampoco tiene nada que ver. Nosotros, cuando hablamos de decir la verdad, es poner lo que se debe decir en cada una de las reuniones. Siempre hablamos con la verdad porque no tenemos posibilidad de mentirles a los trabajadores, ya que los llevamos a la misma audiencia que se hacen en el Ministerio, así que no salimos a decir cosas que no se dicen dentro de la reunión.

“No obstante eso, tenemos una pequeña esperanza. Ellos tienen la postura de acordar con 7 o echar a 21, y nosotros decimos que hagan la apertura porque hay gente que se quiere ir, que quiere arreglar e irse de la empresa. No quieren estar más en la fábrica, y podríamos llegar a un acuerdo y encontrar la alternativa que estamos busdando desde el principio, que de los 40 no despidan a ningún trabajador. Esa sería la máxima del gremio”.

¿De esos 40 trabajadores, 19 ya arreglaron para irse?

PG: Sí, así es. Pero esos son acuerdos voluntarios, y con los acuerdos voluntarios no nos metemos porque es la posición de los trabajadores que hay que aceptar. Pero por fuera de la lista hay cuatro o cinco que quieren hacer un acuerdo voluntario e irse. Lo que queremos, es que pongan esos acuerdos voluntarios dentro de la lista de 7 que tienen armada dentro de los 40.

Arreglaron 19. Quedan 21. De esos 21 hay 7 que sí o sí quiere sacar la empresa, y si los echa podría reincorporar a los otros 14. Pero dentro de esos 7 no están esos 4 o 5 que quieren irse de la empresa, y Soeco los quiere poner en esa lista, ¿es así?

PG: Sí, correcto; es así. Desde que empezó este conflicto con la empresa dijimos que no vamos a plantear el tema de que puede haber un trabajador que quiera irse en forma voluntaria. No llevamos a los trabajadores a arreglar para irse. No es así. Podemos mostrar algunas cosas que nos dicen los trabajadores planteando que los echen poque no quieren seguir, ya que tienen otros emprendimientos y necesitan ese dinero. Como tienen un proyecto distinto, tenemos que aprovechar la circunstancia que si hay un trabajador que quiere quedarse en Cerro Negro, que se quede. No puede ser que los echen por el artículo 245 cuando hay trabajadores que quieren irse.

¿Se ve una mala intención de la empresa entonces, que dice “son estos 7 o nada”, lo que puede originar un conflicto entre los mismos trabajadores y con el sindicato en el medio?

JS: “El problema es que apunta a despedir a siete trabajadores a partir de mañana (por hoy). Lo que estamos diciendo es que si hablamos de puestos laborales y no de nombres, no importa si hay otros trabajadores de otro sector que se quieren ir, que los cambien por alguno de esos siete que están apuntados. De esa manera se reduciría la cantidad de despedidos”.

¿El sindicato apuesta a puestos laborales y la empresa apuesta a nombres?

JS: “Sí, es así. Esa es la gran discusión que estamos teniendo en este momento. En principio, en base al relevamiento que hizo el sindicato y a la acción que se viene haciendo en el gremio en pos de cubrir puestos de trabajo, se estaría llegando a un acuerdo para salvar de los 21 que estarían siendo despedidos a 14, a través de las empresas tercerizadas que sigan trabajando para Cerro Negro. Salvaríamos 14 y quedan 7, y de esos siete lo que pide SOECO -con el mismo razonamiento- es que sean puestos laborales y no nombres, para que se incorporen esos dos, tres o cuatro que están por fuera del listado de despedidos originales, que quieren irse y tomar nuevos rumbos. Lamentablemente la empresa ha puesto una férrea oposición a eso, por lo que pedimos la intervención del Ministerio de Trabajo en la razonabilidad del planteo del gremio”.

¿Javier Orsi qué papel jugó en este conflicto?

JS: “Lo que dijo claramente que ve con pura lógica el planteo que está haciendo el sindicato, y que se lo iba a trasladar a la gerencia nacional de la empresa”.

¿Este viernes 28 se hace una última audiencia?

PG: “Sí, es la última, a las 13 horas. Y debería haber un arreglo. Eso esperamos. Después veremos; no podemos tomar determinaciones que deben definirse en una asamblea. Buscaremos las alternativas para hacer una asamblea y ver cómo arreglamos la situación. Nosotros teníamos 40 despedidos, hoy tenemos 7, supuestamente porque podemos tener 21 o quizá también menos de 7, así que todo se va a definir mañana (por hoy) que es el último día.

Dejar respuesta